RESTAURACIÓN DE UN TAPIZ DE JACQUARD.

Los tapices, como las alfombras, han sido siempre un símbolo de riqueza, tan solo accesibles para unos pocos. Además de la función decorativa y artística, tenían una función práctica, como aislantes de las condiciones climáticas adversas, actuando como regulador térmico.

En España tenemos colecciones muy importantes, sobretodo de tapices flamencos como podemos ver aquí  http://www.flandesenhispania.org/tapices/index.php/Técnica_y_manufactura. En 1720 se abrió la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara.

En el resto de Europa, también hay series muy interesantes, como de la serie de la Dama y el Unicornio de estilo millefleur, que se encuentra en el Museo de la Edad Media de París, esta serie en particular ha inspirado obras, como el libro que lleva el mismo nombre de Tracy Chevalier, también la vimos decorando la sala común de Gryffindor de Harry Potter.

La Dama y el Unicornio            Tapiz Harry Potter

Tapiz de la Dama y el Unicornio.

En el siglo XIX con la llegada de la Revolución Industrial, la técnica tradicional del tapiz, se sustituyó en gran medida por sistemas mecanizados, como son los telares de Jacquard, en donde se teje mecánicamente a partir de unas tarjetas perforadas.

Hasta nuestro taller llegó uno de estos tapices, de estilo afrancesado. El tapiz era de algodón y presentaba una decoloración por toda la superficie debida a la inestabilidad de los tintes.

tapiz

Tapiz una vez finalizado el proceso de restauración.

En cuanto al estado de conservación, el tapiz estaba muy sucio, y en algunas zonas la pérdida de trama y urdimbre había producido rotos y desgarros.

  Tapiz deteriorado      Degradación de las fibras textiles

A la izquierda foto del tapiz al llegar al taller y a la derecha detalles de faltantes de trama y urdimbre.

Tras analizar la solubilidad de los tintes, y una suave aspiración, se procedió a la limpieza acuosa. Este baño se tiene que hacer en plano, por la fragilidad del material, hay que tener mucho cuidado cuando el tapiz está mojado ya que una incorrecta manipulación podría suponer la aparición de desgarros indeseados. Por supuesto siempre con agua destilada.

Una vez seco el tapiz, se procede a la consolidación. Cosiendo con el punto de restauración o de Bolonia. El hilo utilizado es 100% poliéster, del mismo color que el fondo para que las puntadas sean completamente invisibles. Este proceso es largo y laborioso, dada la extensión del tapiz, es una auténtica prueba de paciencia.

Limpieza del tapiz   ???????????????????????????????

A la izquierda proceso de limpieza. A la derecha detalles de la consolidación con punto de restauración.

Una vez finalizado el proceso, sólo queda ponerle el forro trasero que se sustituyó, ya que el que tenía estaba demasiado deteriorado. Y ahora sólo queda decidir la manera en la que va a ser expuesto.

 ???????????????????????????????        ???????????????????????????????

Detalles del tapiz restaurado.

Si tienes un tejido que quieres restaurar, contacta con nosotros para pedir presupuesto y si prefieres aprender a restaurarlo ven a nuestra academia y te guiaremos.

Anuncios