Curso de pintura. Cómo pintar con lápices acuarelables.

Hola, bienvenidos al nuevo curso de pintura online de The Blue Atelier. Hoy vamos a aprender a pintar con lápices acuarelables. Este tipo de lápices funcionan como los lápices normales, pero luego podemos aplicar agua sobre nuestro dibujo, para crear efectos de la acuarela. En el siguiente vídeo, podréis ver el proceso de elaboración de la ilustración de la fachada de un edificio.

Como materiales necesitaremos una caja de lápices, agua, pinceles, un trapo y papel especial para acuarela que tenga una buena respuesta ante el agua.

ilustración lápices acuarelables

Empezamos haciendo el boceto del dibujo, os aconsejo utilizar un lápiz claro que entone con el color final de nuestro proyecto. Evitaremos el uso de lápices de grafito normales, ya que al humedecer nuestro trabajo podrían crear unas manchas muy poco estéticas.

Como en este caso el dibujo que estamos haciendo es de un edificio, utilizaremos escuadra y cartabón, aunque no estemos haciendo trazados de dibujo técnico, el uso de perspectivas empleadas de manera intuitiva, siempre hará que nuestro trabajo quede más elaborado.

Una vez aplicados los tonos base empezamos a humedecer. Posteriormente podemos repetir este proceso, pero es muy importante esperar a que la capa anterior esté seca.

humedeciendo lápices acuarelables copia

Al igual que en la técnica de la acuarela, tenemos que respetar la transparencia de los pigmentos, trabajamos de blanco a oscuro, vamos poco a poco y por capas. Aplicamos primero los tonos más claros y vamos añadiendo los tonos más oscuros y las sombras. Las zonas de luz se pueden reservar y esto aportará más luminosidad.

Al humedecer el trazado de los lápices acuarelables, conseguimos unos tonos más profundos e intensos. Sumergir los lápices directamente en agua, no es buena idea ya que se nos podrían estropear. Siempre utilizamos pincel para las aguadas. Si algún tono no nos convence, mientras está húmedo podemos retirarlo con el trapo, pero no hay que abusar de este recurso ya que el papel se nos podría estropear.

Para pintar siempre vamos de lo general a lo particular. Colocamos los tonos base y vamos añadiendo detalles. Si queremos crear profundidad es muy importante remarcar las sombras en primer término, creando un contraste muy fuerte. El sombreado de los objetos que se encuentran en segundo plano, será muy suave e incluso imperceptible. Con esto además de crear profundidad, conseguiremos dirigir la mirada del espectador hacia donde nos interese.

Y hasta aquí la primera clase de nuestro curso para aprender a pintar, suscribiros a nuestro blog y no os perderéis ni una sola pincelada.

Nos vemos pronto.